Butcher and Sons

2

Le traía muchísimas ganas a este lugar así que decidí lanzarme con mis amigos a probar todo, les juro que había leído su menú 900 veces y literal se me hacía agua la boca.

Me gustó que desde que te sientas te ofrecen agua gratis, así deberían ser todos los lugares.

Empezamos con unas alitas buffalo, estaban ricas, un poco secas pero el sabor aceptable, aunque no las pediría de nuevo.

Los espárragos con parmesano son decentes, nada fuera de este mundo, pero una buena opción para los vegetarianos

A lo que más le traía ganas es a los pork belly steamed buns, soy fanática del pork belly pero quedé francamente decepcionada, esto sabía a puerco y ya, le faltaba esa grasa feliz que hace del pork belly algo delicioso, o sea no están malos, pero no van a tener un orgasmo con ellos como yo me lo venía esperando, el pan está muy bueno suavecito y rico.

Pedí una hamburguesa que estaba DELICIOSA, se llama Davis, viene con carne, jamón serrano, queso Massdam y jitomate deshidratado, el pan es perfecto y la carne jugosa y bien cocinada, aquí hay que venir definitivamente por hamburguesas y ya, porque las demás cosas se quedan algo cortas.

Y aquí viene la principal razón de mi odio, las papas envueltas en tocino, yo quería venir aquí por dos simples razones, el pork belly que me quedó mal, y estas papas, uno lee la palabra envuelto y se imagina una papa perfectamente rodeada de tocino feliz y grasoso y entonces le traen esta chingadera y siente un profundo odio en el alma. O sea, mejor digan, le vamos a llevar unas papas con un mísero pedacito de tocino amarrado ahí, envuelto es envuelto, esto… pfff esto es una mentada de madre.

De los demás acompañamientos para las hamburguesas en mi opinión lo que más vale la pena son las papas con aceite de trufa y las papas con queso, lo demás ahórrenselo, bueno, la yuca está bien para variarle un poco, pero tampoco se van a estar desmayando del sabor.

Neta que si la hamburguesa no hubiera estado tan buena yo ya en este punto hubiera empezado a ser grosera con el mundo, pero no sabía que me esperaba la peor parte, el postre ¡CHAN CHAN CHAAAAAN! No pidan NUNCA ese infame desperdicio de calorías con nombre de budín de caramelo con Oreo, es espantoso. Hasta ahí va a llegar mi descripción, si un gramo de grasa se me pone en las lonjas por culpa de esta cosa me pondría histérica, porque sería un gramo totalmente desperdiciado.

Luego pedí una malteada nada mas por no dejar y esa si estaba buena, posoye si no ya me hubiera puesto como pantera, me gustó que no son enormes y no te empanzonan, el sabor es súper rico y tienen la consistencia perfecta.

Y por último la foto desde el baño

Butcher & Sons

Virgilio 8, Polanco

Tel: 52804247

Lunes a domingo 13:00 a 24:00

Twitter: @Butcherandsons

Página: www.butcherandsons.com

Precio: $350

Tip: Reserven porque se llena, si no se les antoja ninguna hamburguesa, pueden armar la suya, tienen ingredientes súper ricos y diferentes como algas marinas y foie gras.

 

 

Share.

About Author

La Fille terrible de la comida, comer es mi pasión desde que tengo memoria, me gusta descubrir sabores nuevos que provoquen orgasmos.

2 comentarios

Leave A Reply

Google+