Fonda el Refugio

0

Si de comida mexicana tradicional se trata, este lugar es EL lugar, nada de mamadas sin grasa, servidas míseramente y preparadas por un chef snob de esos que se dedican a ganar premios por sus platos bonitos pero que no tienen el sabor que sólo nuestras abuelas sabían darle a la comida. No por nada llevan 59 años haciendo felices a las personas.

Aquí hay una palabra clave “MANTECA” todo se hace con esta maravillosa e increíble sustancia que Yisus mandó a la tierra para hacernos felices. De entrada pídanse unas quesadillas surtidas y unas picadas de longaniza, a probarlas dirán WTF con esta deliciosura, y es porque ahí mismo hacen TODO, desde nixtamalizar el maíz para hacer la masa hasta la longaniza desde cero, así que pueden estar seguros que no están comiendo sobras de puerco, si no carne de súper calidad hecha longaniza.

Después seguí con una sopita de médula con flor de calabaza y champiñones, que es por decirlo de una manera decente, un apapacho para el alma, deliciosa, especita, acompáñala con una tortilla recién hecha y se feliz para siempre. (Esta es la porción chica)

Como yo fui en martes, ese día hay mancha manteles, normalmente lo sirven con pollo, pero pídanlo con cerdo, ustedes saben que a mi me encanta el puerco, lo considero la mejor carne animal del mundo y creo que todos deberían darse la oportunidad de amarlo y hacerlo parte de su vida. Este plato es dulce, con una salsita poco picante, acompañado de trozos de camote, piña, plátano, duraznos y más. Me encanta porque es diferente y especial, acompáñalo co tortillitas y ámame por recomedártelo.

El mole nos lo prepararon con pechuga deshebrada para facilitarnos el proceso de andar ahí desmembrando al pollo, como todo lo que hacen aquí, está hecho desde cero, se tardan 3 días en tenerlo listo, porque seleccionan cada ingrediente y  le dan el tiempo necesario para que quede perfecto, este mole está para cogérselo, así las cosas.

Como ya no nos daba para más, seguimos con los postres, aquí la señora que los hace es súper tradicionalista y respetuosa de los tiempos y costumbres de las abuelitas, tiene más de 20 años preparando dulces mexicanos caseros, de esos que nuestras abuelitas nos hacían, y sons servidos como en casa, nada de decoraciones pretenciosas, aquí es el México de antes, el bonito, el “sabroso” el que te llega al corazón. (Yo pedí un poquito de todos, como en casa pues)

Este es un dulce de piñón, espeso, lleno de sabor, con una dulzura perfecta, te dan ganas de embarrártelo y hacer una mini orgía.

El de mamey es también un abrazo, te apapacha, te quiere, te cuida, como tu abuela literal, espeso, suavecito, cremoso y perfecto.

Arroz con leche, no podía faltar, porque en toda casa mexicana, se tiene que comer este plato y amarlo, aquí cumplen con todos los requisitos del buen arroz con leche.

Y por último la nata planchada, imagínense una natilla hecha perfectamente como en los viejos tiempos, y luego imagínense que ponen una plancha de hierro de las de antes, a calentarse durante horas en la estufa, después le ponen una capa gruesa de azúcar a la natilla y le pasan la plancha encima, creando una especie de Crème brûlée mexicano, pero que sabe ahumado, como piloncillo pero no. Una mamada, literal una mamada.

Ahora, que si ya andan muy alegres, o quieren andar muy alegres pídanse los shots de margarita, especialidad de la casa y pegadores como pocos, con dos tienen para arrancarse y no parar.

Como me dijo Claudio Hall, quien maneja este lugar, hay comida para el cuerpo y hay comida para el alma, y definitivamente esta comida te llena el alma, el corazón y la mente, se siente como un abrazo, a veces un abrazo cariñoso, a veces uno cachondo a veces uno tierno, es una comida hecha de corazón para llegar al corazón, para recordarte de donde vienes, tu infancia y tus raíces, es una comida que te sacará una sonrisa de esas que son contagiosas y sólo pueden venir de la comida mexicana chingona.

Fonda el Refugio

Liverpool 166, Zona Rosa

Tel: 5525-5352

Página: www.fondaelrefugio.com

Lunes a domingo 13:00 a 23:00

Precio: $350

Tip: Vengan además con panza vacía y muchas ganas de ser felices. Hay una sección entera del menú para vegetarianos, así que a darle vuelo a la hilacha aunque sea sin  carne

 

Share.

About Author

La Fille terrible de la comida, comer es mi pasión desde que tengo memoria, me gusta descubrir sabores nuevos que provoquen orgasmos.

Leave A Reply

Google+