Lidiando con un defecto

0

Esta semana publiqué un post hablando sobre un defecto físico que me costaba un poco de trabajo, la verdad es que al hacerlo liberé muchísimas cosas y me ayudó a darme cuenta que era más mi miedo a decirlo en fuerte, ya que lo dije como que le resté muchísima importancia y se volvió mucho menos molesto.

Lo que si me di cuenta que fue muy chistoso fueron las reacciones de la gente, al parecer los defectos físicos generan muchísima angustia e  incomodidad y la gente no sabe como reaccionar, aquí las principales respuestas.

  1. Los negadores

Esta es la primera, sienten que tienen la obligación de decirte que no tienes nada, al principio me enojé muchísimo pero luego entendí que negar algo es una forma de sobrellevarlo mejor, a la gente en general no le gusta hacerte sentir mal (hablan a tus espaldas pero de frente no son ojetes vaya) e intentan convencerte de que no existe, o que no lo ven, lo cual es ridículo, si yo misma estoy escribiendo sobre esto es porque claramente existe, el hecho de que quienes me rodean se empeñen en negarlo es por de más necio e innecesario

 2.Los que tapan el sol con un dedo

Esto es muy chistoso, imaginen a una mujer de 95 kilos que te dice que está gorda la mayoría de la gente le responde: “no estás gorda eres súper inteligente”. En mi caso fue no manches no tienes la cara asimétrica ve todo lo que has logrado o no manches ni al caso, eres super buena onda. Dejemos las cosas claras, una cosa no impide la otra, la mujer gorda puede ser gorda y exitosa, gorda y guapa, gorda y buena onda, pero no por ser buena onda deja de ser gorda ¿Me explico? La gente se pone tan incómoda cuando alguien reconoce abiertamente sus defectos que sienten la necesidad de consolarlos o levantarles el ánimo anulando el defecto con una cualidad. Se que lo hacen por buena onda, pero es muy molesto, porque tu claramente sabes el defecto que tienes y el que un extraño te intente convencer de que no existe es ridículo y tonto.

3. Los “Yo te acepto así”

Este es el que más me molesta de todos ¿Quienes se sienten que son para que nosotros necesitemos su aprobación o aceptación? ¿Es tan tan taaaaan malo tener un defecto que requiero de ustedes un esfuerzo especial para aceptarme? No señores, no necesitamos ni su aceptación ni su “A mi no me importa que tengas/seas (inserte defecto) yo te quiero” En primera técnicamente no tendría por qué importarles cualquier cosa física en cualquier ser humano, en este rubro también entra la preferencia sexual, a mi me importa si son mala onda, deshonestos, corruptos, pinta cuernos, ojetes, violadores o pederastas, esos son las cosas que me impiden aceptar en mi círculo a una persona, su físico y orientación sexual son un detalle irrelevante. El que ustedes crean que necesitamos su aprobación o su aceptación me indica inmediatamente que no son el tipo de persona del que me quiero rodear, quiero a alguien que elija estar conmigo por que soy buena onda, porque mi risa es chistosa, porque trato bien a los perros, porque quiero hacer un cambio en el mundo, si en algún punto de su vida mi físico es un factor para aceptarme o no, entonces no los quiero cerca, porque pues que oso básicamente que sigan portándose como cuando teníamos 15.

   4. El que ignora el hecho

Estos son los menos peores, porque pues básicamente como no saben que hacer mejor no hacen nada y se agradece, no lo tratan de negar, no tratan de “animarte” ni de consolarte, ni tampoco de echan choros.

   5. Los que lo toman cool

Estos son los mejores, aceptan que el defecto existe pero no le dan importancia, si es que el tema llega a salir hablan de el contigo como si estuvieran hablando del sándwich que se comieron ayer y luego siguen la conversación de forma normal sin clavarse, así es como deberían manejarse todas las cosas, con naturalidad, como una característica más de la persona, me encantan porque les vale madres que exista pero saben que aunque está ahí y es evidente, hay un chingo de cosas por las que eligieron estar en tu vida y esas son las que importan.

Y pues bueno, como extra, todos los humanos somos super conscientes de nuestros defectos físicos, vivimos con ellos, los vemos todos los días, sabemos que ahí están, los que los reconocemos abiertamente es porque ya los hemos trabajado y no nos molestan, o nos molestan poco, entendemos que son parte de nosotros y hasta les empezamos a tener cariño, tampoco nos clavamos en el rollo de “soy especial porque soy (inserte defecto, discapacidad o lo que sea)” la gente no se vuelve especial por el hecho de tener algo raro, se vuelve especial porque le chinga, construye su personalidad, mejora como persona, estudia, busca mejorar el mundo, es positiva, inspira a los demás, por eso somos especiales, por lo que elegimos ser, lo físico no es nuestra elección, así nacimos no podemos hacer nada, pero como nos manejamos en el mundo, lo que decidimos crear, a quienes influimos y cómo decidimos influir, eso es lo importante, porque ahí si, todos tenemos elección. Cuando un adulto sigue eligiendo juzgar a los demás por como se ven, o cuando un adulto se burla de alguien por su físico, sólo está demostrando un intelecto y una cultura muy pobres, un desarrollo emocional limitado y una forma de ver la vida desde la perspectiva de un adolescente caguengue. Los adultos no juzgamos el físico de las personas, vemos lo que está más allá.

 

 

Share.

About Author

La Fille terrible de la comida, comer es mi pasión desde que tengo memoria, me gusta descubrir sabores nuevos que provoquen orgasmos.

Leave A Reply

Google+