Lo que todos pensamos en las catas de vino

4

Ahh ese mundo del vino, tan extravagante y exclusivo, tan lleno de conocedores y expertos que nos hacen sentir completamente humillados cuando nos sentamos con una copa entre las manos y el sommelier nos comienza a cuestionar.

Esto es lo que yo vivo en las catas de vino, (vengo regresando de una de hecho) no se si alguno se siente identificado.

Primero presentan el vino, la bodega, la barrica y todos esos datos que a uno le hacen pensar ¡Ahh órale! pero siempre, siempre hay un wey, que pregunta algo rebuscado como, ¿Cuántos meses de barrica tiene? haciéndote sentir un completo inútil.

El sommelier responde que 12 meses y el preguntón lo ve extrañado con mirada juzgona como diciendo ¡Ah, sólo 12 meses! y todos los demás le siguen la corriente porque básicamente nadie tiene idea de qué más hacer.

Luego viene el momento en el que sirven el vino, y todos empiezan a darle vueltas a la copa, en teoría es para que se oxigene, pero yo sospecho que el 99% lo hacen porque se sienten cools al andar gire y gire su copa como todos unos conocedores.

Y a continuación te invitan a oler, a percibir con tu desarrollado olfato hecho caca por el smog capitalino, las sutilezas de los aromas del vino.

¿A qué les huele? – Pregunta el sommelier – momento en el cual, yo comienzo a imaginarme albures, pero no los digo, porque tengo miedo al reproche del distinguido auditorio.

Siempre, SIEMPRE hay alguien que se avienta el: percibo notas avainilladas, con ligero olor frutal y un gusto a maderas.

¡WHAT! si percibieras eso serías como el del Perfume de Patrick Süskind amigo, bájale a tu tren.

Y lo mejor, es cuando te hacen probarlo, porque ahí el mismo que percibió las notas avainilladas, se avienta el comentario:

-Puedo notar un sabor a bergamota, con un retrogusto a cuero con tabaco ligeramente trufado.

¡Por dios! ¿Cuándo en tu santa vida haz probado la bendita bergamota? ¡Es más! ¿Qué demonios es la bergamota?

Y todos, asienten entusiasmados, pero siempre hay uno que opina algo que está mal

-Yo noto un olor a chabacano

Y el sommelier -Entiendo tu punto de vista, pero no, aquí tenemos más bien un gusto a frutos del bosque chino, pruébalo de nuevo.

-Ahh si, encuentro los frutos del bosque chino, pero más bien me parecen de Vietnam

Y el sommelier -¡Exacto! De las selvas meridionales de Vietnam en época lluviosa templada.

Y todos proceden a probar de nuevo la copa esperando entender lo de la madre esa meridional del país raro del oriente.

A la cuarta copa ya están pedos, pero no se salen del papel y siguen encontrando notas y retrogustos y ligeros matices en el vino, dejando a los pobres primerizos con cara de espantados, sintiéndose unos pendejos y sin más opción que asentir y concordar con los iluminados expertos.

Yo no soy experta en vino, no le entiendo, no le encuentro las notas avainilladas y los matices fugaces de rubí, pero si puedo saber cuando algo me gusta y cuando no, así que, queridos amigos que son como yo, inexpertos pero felices, mi consejo para ustedes es el siguiente:

Se feliz, ve a las catas, no te estreses y disfruta todo lo que vayas probando, si no hueles nada, no te preocupes, si te sabe a vino, y no encuentras la bergamota, está bien, al final, el mejor vino, es el que te guste a ti.

 

 

Share.

About Author

La Fille terrible de la comida, comer es mi pasión desde que tengo memoria, me gusta descubrir sabores nuevos que provoquen orgasmos.

4 comentarios

  1. Jorge Gonzalez on

    Primera vez que te leo, como decimos en Colombia – Chevere! (debe ser algo asi como chido).

    Disfruto un buen vino, lo cual es distinto de un costoso vino! El afan de muchos de sentirse mas que los demas, los llevan a darle importancia a tanta payasada y ridiculez. Los “connoisseur” de cualquier tema te diran que un vino californiano – argentino – australiano o inclusive chino no sirve! pura mierda! Un buen vino sabe rico, punto! Y si esta bien acompañado por rica comida y personas agradables, es una experiencia inolvidable!.

    Una critica culinaria sin pretenciones ni infulas es el mejor homenaje al buen comer!

  2. Llegue a este post precisamente buscando algo como esto, estuve en una “cata” de vinos la semana pasada y en verdad me parecio una joda para “impresionar” a los tontos, que si el vino es de tal cosecha que si la uva la aplastaron con el pie izquierdo o derecho, en fin cosas que siempre se inventan para sentirse como dices mas Cool, para vender humo a los ingenuos, puede que lo de la informacion sea verdad pero en fin, para mi un vino es dulce o amargo, o como dicen por alli solo hay dos clases de vino el bueno y el malo, buen articulo, Saludos.

Leave A Reply

Google+